Receta: deliciosa torta rústica

Llega el día del padre!
¿Te acordás cuando ibas al jardín o a la primaria y le hacías regalitos con tus propias manos a tu papá? ¿Te acordás la alegría de él al recibirlo?
No hay nada más valioso y precioso que los momentos que podemos compartir junto a ellos y nada más lindo que regalarles algo hecho con nuestras propias manos.

Te proponemos agasajar a tu “viejo”, como solemos decirle a nuestro papi, con algo rico para compartir este domingo en la mesa familiar. Y volvé a sacarle una sonrisa con algo hecho con tus propias manos y, por sobre todas las cosas, con mucho amor.

Ingredientes:

  • 1 biscochuelo de chocolate en caja o paquete.
  • 3 huevos.
  • 200 cc de leche.
  • Vainillín 1 cucharadita.
  • Licor de café (opcional) ½ taza.
  • Café instantáneo o de filtro ½ taza.
  • Frutillas, Duraznos o Frambuezas 1 taza.
  • Crema de leche 1 litro.
  • Dulce de leche común 250grs.
  • Baño de Chocolate Semiamargo o el que más te guste, 150grs (recomiendo los que vienen en sachet).
  • Merenguitos para decorar – Cantidad Necesaria.

Preparación:


Preparar el bizcochuelo (si es casero, mejor); en esta ocasión te proponemos que hagas uno de caja de acuerdo a las instrucciones que presenta: batir los huevos con la leche y el vainillín y luego incorporar la mezcla de chocolate. Batir durante 4 minutos.

Enmantecá una bandeja para horno redonda; recortá un papel de diario o el que tengas en casa en círculo) el diámetro de la bandeja. Colocalo en el fondo de la bandeja (como cuando hacemos pionono) presionando con los dedos para que quede bien lisito y luego volcá el batido sobre el mismo. Esto hará que el biscocho, una vez que se termine de cocinar, no se rompa ni se pegue. Hornealo en horno pre-calentado por unos 50 minutos a fuego mínimo; para saber si está listo, introducí en el biscocho un cuchillo o palito de brochette, y si sale seco, está listo.

Una vez que el biscocho se enfrió córtalo al medio. En una taza uní el café instantáneo hecho (1/2 taza) con un poquito de azúcar y el licor de café (1/2 taza). Si no tenés licor, hacé toda la taza de café. Con esta preparación mojá bien una mitad del biscocho que ya estará presentado en la bandeja con que servirás la torta en la mesa.

Luego, con la ayuda de una espátula, esparcí la mitad de la crema sobre el biscocho humedecido. Colocale merenguitos y con una cuchara esparcí sobre los merenguitos dulce de leche.

Cerrá la torta con la otra mitad del biscocho y volvé a mojar encima con el café y el licor. Sobre el mismo colocá la otra mitad de la crema de leche sólo arriba, no en los costados, así se ve el relleno del interior (no vamos a fijarnos en que quede prolija, debe quedar con un estilo rústico).

Decorá con más merengues y en el centro colocá las frutas que hayas elegido (frutillas, frambuesas, duraznos, etc.).

Terminá de decorar con el chocolate derretido dejando que caiga libremente entre las frutillas y los merengues.

Otras opciones de relleno: (Podés dividir la torta en 3 capas si querés agregar otro relleno)

  • Un pote grande de crema de leche mezclada con dos o tres cucharadas colmadas de dulce de frambuesas o arándanos.
  • Un pote de ½ kilo de dulce de leche repostero con chips de chocolate.
  • Un pote de ½ kilo de dulce de leche repostero con 300 grs. de chocolate cobertura semiamargo derretido.
  • Un pote de crema de leche grande batido con 2 cucharadas de café instantáneo o cacao amargo.
  • Un pote de crema de leche grande batido con trozitos de cookies Oreo.


Receta: Carolina Trenco
Fotos: Nati Gomez

1 Comentario

  1. judith brito dice:

    los felicito son espectaculares todas sus publicaciones

Deja un comentario

Los campos marcados con * son obligatorios. Tu dirección de e-mail no será publicada.

*

¡Recibe en tu casilla de e-mail nuestras novedades y descuentos exclusivos!