Panna cotta de chocolate blanco y corazones de gelatina

Querés hacer algo rico y original para San Valentín? Entonces esta receta es ideal para agasajar a tu pareja.
Panna cotta de chocolate blanco y corazones de gelatina es un postre para disfrutar juntos.




Ideas deliciosas para San Valentín

Ingredientes:

  • 400 ml. de crema de leche.
  • 100 ml. de leche.
  • 6gr de gelatina sin sabor.
  • 50 g. de azúcar.
  • 80 g. de chocolate blanco.
  • 1 sobre de gelatina de frutilla o cereza.
  • Crema chantilly.

Paso a paso

  •  Preparar la noche anterior la gelatina de frutilla. Para hacerlo, seguir las instrucciones del paquete, pero utiliza la mitad del líquido recomendado. Volcar la mezcla  en una fuente amplia con el fin de que quede una lámina de gelatina, dejar en la heladera hasta el día siguiente.
  • Para la panna cotta, disolver la gelatina sin sabor en aproximadamente 300 ml de agua fría y reservar, mientras, poner al fuego  la crema de leche y el chocolate blanco. Remover constantemente hasta que el chocolate se derrita.
  •  Añadir a la preparación la gelatina y mezclar bien. Retirar del fuego, colocar esta mezcla y añadir el azúcar , la leche y remover bien.
  • Con un cortador en forma de corazón, cortar los corazones en la lámina de gelatina de frutilla que hemos sacado de la heladera. Poner el corazón por dentro de la copa de cristal.
  • Cuando la panna cotta haya perdido calor (con cuidado que la mezcla no este muy caliente para no derretir la gelatina), rellenar las copas con ella y dejar enfriar hasta que solidifique.
  • Para finalizar, decorar con chantilly.

 

Panna cotta de chocolate blanco y corazones de gelatina.

 

Panna cotta de chocolate blanco y corazones de gelatina.

 

Panna cotta de chocolate blanco y corazones de gelatina.

Vía: kanela y limon




Deja un comentario

Los campos marcados con * son obligatorios. Tu dirección de e-mail no será publicada.

*