Casita de Jengibre

Esta semana una querida amiga hizo su primera casita de jengibre. Y aunque no estaba muy conforme con la obra final, a mi me surgió la curiosidad de encontrar una receta bien fácil para también probar… Busqué…busqué…  y encontré ésta en Globetrotter Diaries! Sencilla y muy bien explicada. Se animan?


Casita de Gengibre

Ingredientes masa de jengibre

– 1 1/4 tazas de azúcar marrón oscuro (o poco refinadas)
– 3/4 taza de melaza
– 1/2 taza (1 barra) de manteca sin sal
– 1 cucharada de canela en polvo
– 1 cucharada de jengibre molido
– 1/2 cucharadita de sal gruesa
– 1 1/4 tazas de leche
– 1 cucharada de polvo para hornear
– 6 1/2 tazas de harina para todo uso

Instrucciones

Combine el azúcar morena, la melaza, la mantequilla, las especias y la sal en una cacerola mediana a fuego lento, revolviendo con una cuchara de madera, hasta que el azúcar se disuelva, unos 10 minutos. Agregue la leche y remover la mezcla del fuego.

Casita de Gengibre - Preparación

Vierta la mezcla en un tazón grande para mezclar y añadir el polvo de hornear y la harina. Con una batidora eléctrica, comiencen a baja velocidad, para luego pasar a mediano, batir hasta que estén bien integrados. Dividir la masa en varias partes y en forma en discos. Envolver en film adherente y refrigerar durante la noche. Esta masa se puede congelar hasta 1 mes y descongelar en el refrigerador antes de usar.

Casita de Gengibre - amasar

Cuando esté listo para hornear la masa de jengibre, precalentar el horno a 350 grados. Amasar cada disco de masa de jengibre sobre una superficie ligeramente enharinada. La masa será algo difícil por lo que realmente tiene que poner un poco de esfuerzo para afinarla. Aplastar con palo de amasar y con movimientos de vaivén, girando el disco de masa y enharinando el pasador y la superficie en el medio las veces que sea necesario. Continúe hasta que la masa sea aproximadamente de 1/8 de pulgada de espesor. Si la masa se calienta por la manipulación colocarla de nuevo en el refrigerador antes de cortar las plantillas para enfriarla.

Casita de Gengibre - Molde

Utilizando las plantillas previamente recortadas, que se pueden descargar aquí, colocarla sobre la parte superior de la masa y cortar con un cuchillo de cocina. Luego coloque la masa en una bandeja con papel de horno y hornee durante unos 15 minutos o hasta que estén doradas, girándola a medio camino. Deje que se enfríe completamente.

Casita de Gengibre piezas horneadas

Glaseado para el hielo

– 2 taza de azúcar en polvo, tamizado
– 1 clara de huevo grande

Batir la clara de huevo en un bol hasta que esté espumosa. Añadir el azúcar y continuar batiendo hasta que se vea blanca y brillante.

Casita de Gengibre Glaseado

Para decorar las galletas de jengibre, colocar el glaseado en una manga pastelera con una punta pequeña o en una bolsa de plástico grande. De utilizar una bolsa de plástico, empujar todo el glaseado a una esquina y cortar dicha esquina en diagonal creando un agujero muy pequeño.
Empezar a decorar mediante la creación de dibujos tipo escamas de pescados en los dos techos. Trazar los bordes de las ventanas y puertas con la formación de hielo y agregar cualquier detalle adicional que le gustaría. Aquí hemos añadido puntos, además de líneas. Ésta es la parte divertida de las casas de jengibre, así que usa tu imaginación!

El glaseado debe secarse muy bien y estar duro antes de montar la casa.

Casita de Gengibre Dibujos con glaseado

Caramelo

El caramelo funciona como pegamento para mantener unida las partes de la casa. Cuando estés preparado para montar la casa, empieza a hacer el caramelo. Debido a que este se enfría rápidamente y se endurece, no puedes hacer esto antes de tiempo.

– 1 1/2 tazas de azúcar granulada
– Un pequeño chorrito de jugo de limón

Poner el azúcar en una cacerola y cocinar a fuego alto, agitar la mezcla hasta que empiece a caramelizar y aparezca un color ámbar oscuro. Retirar del fuego y comenzar a utilizar de inmediato.

Montaje de la Casita de jengibre


Sumerja cada lado de las paredes de la casa de caramelo y mantener juntos durante unos segundos. El caramelo se endurece sosteniendo las piezas. Una vez que todas las 4 paredes se mantienen juntas, se puede conectar el techo utilizando una cuchara o un cepillo pequeño para trazar la forma de V y conectar las piezas.

Casita de Gengibre - Ensamble

Montar la chimenea colocando en su parte inferior el caramelo y montarla a un lado del techo.

Toques finales

Ahora que su casa está ensamblada, puede poner sobre ella los toques finales que verdaderamente la transformarán en un paraíso invernal. En una bonita bandeja de servir que utilizará para mostrar la casa, tamizar una fina capa de azúcar en polvo para cubrir el piso, logrando algo parecido a una capa inmaculada de nieve fresca. Coloque la casa en la parte superior de esta capa. Añadir unas piñas como árboles y un par de palitos de canela como troncos de leña. Espolvoree otra capa fina de azúcar en polvo por encima de todo.

Casita de Gengibre

Para las estalactitas de hielo, con cuidado y suavemente apretar un pequeño goteo de glaseado sosteniendo la punta cerca del techo. A medida que vaya a su largo deseado, apoye la punta en la orilla del tejado y el glaseado se adherirá y colgará del techo.

Use un hisopo o el dedo meñique para hacer pequeñas huellas en la “nieve”. Añada cualquier otro detalle que le gustaría. Y listo! Ya tienes una encantadora y deliciosa casa de jengibre nevada…

Casita de Gengibre

Este tutorial y sus imágenes pertenecen a Globetrotter Diaries.

NO PERTENECE a Todo Bonito, quien sólo ha realizado la traducción al español del mismo.-

Hasta la próxima!

Notas relacionados

1 Comentario

Deja un comentario

Los campos marcados con * son obligatorios. Tu dirección de e-mail no será publicada.

*